Ir al contenido principal

Reinicio de servicios en ESXi

Aunque la familia de productos VMware es en general extremedamente eficiente y estable, en ocasiones el hipervisor no está exento de comportamientos imprevistos.

En al menos una o dos ocasiones he experimentado problemas que requerían reiniciar la máquina física conteniendo al hipervisor, y cuando se trata de un sistema en el cuál no hay cabina externa de almacenamiento de las máquinas virtuales, ni vMotion, ni otras facilidades para conseguir alta disponibilidad, pues es un problema porque hay que hacer una parada de todos los servidores virtualizados dependientes de ese host.

Problemas de este tipo suelen ser los que tienen síntomas como:


  • La autenticación Kerberos y la integración con el Active Directory no funcionan, no permitiendo entrar con usuarios de la forma DOMINIO\Usuario.
  • Problemas al intentar montar un volumen externo (por ejemplo, mediante NFS).
  • Diferentes problemas lanzan un error como este:
"Error interacting with configuration file /etc/vmware/esx.conf: Unlock of ConfigFileLocker failed : Error interacting with configuration file /etc/vmware/esx.conf: I am being asked to delete a .LOCK file that I'm not sure is mine. This is a bad thing and I am going to fail. Lock should be released by (0)"
Como es de esperar cada problema suele estar relacionado con algún servicio que se ha quedado "atontado". La mayoría de esos servicios no interfieren en la ejecución de las máquinas virtuales por lo que pueden reiniciarse tranquilamente. ¿Que no sabes cuál hay que reiniciar ni cómo? No problemo: los chicos de VMware nos lo han puesto muy fácil.

La solución


Afortunadamente los productos de VMware tienen muchos scripts de administración que facilitan enormemente las tareas más comunes. Sólo hay que entrar en modo consola al hipervisor (por ejemplo, mediante SSH) y ejecutar el siguiente comando:

services.sh restart

No hace falta hacer ninguna parada de las VMs.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ahorro de costes con Google Apps (III). Bye, bye, Exchange. Bienvenido, Mr. LDAP

<<<< Anterior
En los anteriores artículos vimos cómo configurar nuestro dominio para ser usado con Google Apps y aprendimos a hacer unos ajustes básicos. Ahora ya llegado la hora de configurar nuestras propias aplicaciones con el fin de sustituir el servicio Exchange en nuestra compañía.
De las principales ventajas del Exchange, hay algunas que podemos replicar casi de manera inmediata con lo visto hasta ahora. La primera y más característica de este tipo de servidor: la opción de usar una "Libreta Global de direcciones" de la compañía.
Para poder seguir usando esto, realmente nunca habríamos necesitado un Exchange, ya que éste lo único que hace es mostrarnos una vista de las direcciones que tenemos dadas de alta en nuestro dominio Active Directory. Como todo el mundo sabe, el Active Directory no es nada especialmente nuevo ni mucho menos inventado por Microsoft; es en realidad una (otra) implementación del estándar abierto LDAP (Lightweight directory access prot…

Creación de un Virtual Appliance para control de Internet con VMware (parte 2)

<< Artículo anterior

En el anterior artículo habíamos sentado las bases sobre el appliance que queremos construir: las funcionalidades, la intrastructura y el software y herramientas necesarias.
El siguiente paso es describir el planteamiento de manera más concreta y comenzar con la instalación básica del sistema operativo base y de los paquetes mínimos necesarios.
La red
Desde el punto de vista de la red local, este esquema representa la filosofía del proyecto:

Creación de un Virtual Appliance para control de Internet con VMware (parte 1)

Esta es la primera entrega de varios artículos que voy a publicar en los próximos días mostrando un caso práctico de creación de un appliance virtual para controlar el acceso a Internet de una compañía usando exclusivamente software gratuito.
La guía que vamos a desarrollar podría perfectamente valer para crear un appliance tradicional basado en un equipo headless cualquiera; además no es necesario un equipo de extremada potencia por lo que es la excusa perfecta para reutilizar cualquier PC al que íbamos a dar matarile. Sin embargo, he escogido el formato de máquina virtual porque así de paso nos aprovechamos de las distintas ventajas de usar una plataforma como VMware para usos que no siempre son tan conocidos o habituales.